AINHOA BARANDIARAN: Exalumna de Formacion Profesional de Grado Superior

Una vez finalizado el bachillerato, Ainhoa Barandiaran estudió Comunicación Audiovisual (1990 – Amasa-Villabona). Trabajó durante un año en un medio de comunicación, pero se le terminó el contrato y cundo estaba en paro le surgió la oportunidad de comenzar a trabajar en Orkli. Le gustó el mundo industrial, y decidió estudiar un módulo relacionado con el sector. Así llegó a Goierri Eskola, donde estudió el grado superior de automatización y robótica Industrial.

“El proceso de aprendizaje en Goierri Eskola está dirigido hacia el futuro o hacia el mundo laboral”

De la comunicación audiovisual a la automatización y la robótica industrial.

Tuve la oportunidad de conocer el sector industrial en Orkli, y me gustó tener el control de las máquinas, en vez de que la maquina te controle a ti. Al mismo tiempo, me parecía una gran habilidad el poder hacer eso. Decidí hacer el módulo durante el primer año que hice en Orkli, por que veía más oportunidades que en el mundo de la comunicación.

La diferencia entre ambos sectores es grande.

No tenía nada que ver con los estudios que había realizado, y el cambio era grande. Si digo la verdad, empecé con un poco de pereza, porque me daba vértigo comenzar a estudiar de nuevo con 24-25 años, dos años, aunque sabía que pasarían rápido. A todo eso se le sumo la idea de tener que volver a juntarme con jóvenes de 18 años.

¿Cómo valoras ahora la decisión que tomaste?

Desde una perspectiva muy positiva. Es verdad que son sectores muy diferentes, pero he aprendido de los dos y de ambos he sacado vivencias positivas y enriquecedoras.

¿Por qué decidiste estudiar en Goierri Eskola?

Puede ser que sea un mito, pero en Goierri hay muchas empresas y pensé que, una vez finalizado el módulo, podría tener más oportunidades laborales. Comencé a estudiar el módulo con 24 años, y terminé con 26; para entonces también buscaba una estabilidad económica, ya que hasta entonces siempre había estado estudiando. Me decían que en Goierri Eskola tendría más oportunidades, y por eso me decante. Es verdad que Goierri Eskola tiene buena fama, por que los estudios son muy profundos. Esa fue otra de las razones para elegir Goierri Eskola.

Has mencionado que Goierri Eskola tiene “mucha fama”. ¿Piensas que es así?

Goierri Eskola siempre ha tenido fama, y la fama se tiene por algo. Y, sí, se cumple lo que se dice. El proceso de aprendizaje de Goierri Eskola fue muy enriquecedor. Siempre se ha dicho que y un módulo o un módulo superior es más llevadero que una carrera. Pero, a mí, se me hizo más duro el módulo que la carrera. Más dura en cuanto a temario. En cuanto a exigencia. En universidad eres más un número, y tu desarrollo depende de tu manera de ser. En la universidad los profesores no están pendientes de si estudias, aprendes o no, o de cómo estas preparado para el mundo laboral. En la universidad te dan un temario, hay un examen, y te juegas todo en ese examen. En Goierri Eskola, en cambio, te preparan muchísimo para la vida laboral.

¿En qué se basa es esa preparación?

Además de las clases diarias, se realizan dos proyectos, uno el primer curso y otro el segundo curso. Recuerdo que a nosotros nos decían: tienes esto y arréglatelas. Si les preguntábamos a los profesores, no nos daban facilidades. Por eso digo que es más exigente, algo que después se agradece, por que aprendes a trabajar.

Se pueden distinguir dos vías. Por un lado, está el trato tan personalizado que te ofrecen, pero también te ayudan a desarrollar tus habilidades personales. Te enseñan a trabajar, sin importar el ámbito. No te enseñan a ser electricista, sino que a cómo trabajar o como debes comportarte en el trabajo. El proceso de aprendizaje o de estudio está dirigido al futuro y al mundo laboral.

¿Qué proyecto desarrollaste tú?

Fue un proyecto muy enriquecedor. Fabricamos una máquina láser de tres o cuatro ejes, el cual estaba conectado a una pantalla y a un robot. Elegíamos en la pantalla el dibujo que queríamos, el robot cogía el material, y el trabajo lo realizaba la máquina láser. Después, la pieza se solía llevar a empaquetar. Recuerdo los dolores de cabeza que nos dio el proyecto, pero mereció la pena por mucho. Aprendimos muchísimo. Tuvimos momentos difíciles, como ocurre en la vida real, pero nos sirvió mucho de cara al mundo laboral.

¿Cuál es tu situación actual?

Hoy en día trabajo en la empresa Gureak. En Goierri Eskola me dieron la oportunidad de participar en el programa Hezibi (DUAL en la actualidad). Durante un año, trabajé en Orkli por las mañanas y estudiaba por las tardes. También hicimos un proyecto. Una vez terminé los estudios, estuve un año más trabajando en Orkli, como familiar, y fue en esa época cuando supe que en Gureak había movimiento. Es así como empecé.

Por lo tanto, estuviste trabajando y estudiando durante un año. ¿Cómo valoras la experiencia?

Fue duro compaginar estudios y trabajo, pero al mismo tiempo, me sirvió para aprender muchísimo. Yo estuve muy a gusto, y recomiendo vivir una experiencia así. Con todas las consecuencias, eso sí, pero es muy enriquecedor. Es verdad que, en mi caso, el compañero con el que estaba haciendo el proyecto también trabajaba en Orkli, como yo, y nos arreglamos bien. Hacíamos el proyecto después de clase, hasta las 21:00, hasta que cerraban la escuela.

¿En qué trabajas en Gureak?

En mundo completamente distinto. Soy comercial en Gureak Industrial, en la sección de automoción. Fabricamos el cableado de los focos de los coches, y yo suelo ofertar esos cableados. Yo recibo los esquemas eléctricos, y hago las ofertas en base a ellas. Coger los planos, interpretarlos y hacer ofertas. Estoy muy contenta y a gusto, porque tengo mucha interacción con los clientes. Además, tengo la oportunidad de practicar diferentes idiomas.

¿Le recomendarías Goierri Eskola a alguien que está dudando qué estudiar?

¡Sin duda! También les diría que dejaran de lado los mitos. Por el prisma social de hace algunos años, los que servían para estudiar tenían que hacer una carrera universitaria, y los que no servían para estudiar un ciclo formativo. Pero eso no es así. Es más, hoy en día, al que estuviera dudando entre estudiar una ingeniería, le diría que primero estudiara un ciclo, y que después, si tuviera ganas, que vaya a la universidad.

¿Crees que esa visión ha cambiado?

La formación profesional también se debe poner en valor y hay que darle importancia. No te enseñan a hacer dos dibujos, y ala, a trabajar. Es mucho más que eso. Ponen a tu disposición un proceso de estudio, en cuanto a temario se refiere y en cuanto al mundo laboral y personal. Yo, desde ese punto de vista, en cuanto a valores, aprendí mucho más en Goierri Eskola que en la universidad. Puede ser que la edad también influyera, pero la formación profesional no es, para nada, algo inferior.

Pasaste del mundo de las letras al mundo industrial. En la sociedad existe un tópico que dice que ambos mundos no son complementarios. ¿Qué opinas tú?

Nunca puedes decir dónde y en qué puedes terminar, o qué te puede pasar, por lo que yo opino que es extraordinario probar diferentes sectores y ámbitos. Además, ¿por qué no te pueden gustar al mismo tiempo las letras y la electricidad o la electrónica? Yo creo que pueden compaginar; que es como que te gusten dos deportes a la vez. Creo que estamos cerrados, si son letras tienes que trabajar las letras, y al revés. Pero no tiene porqué ser así. Un médico también puede ser un gran aficionado a las letras. ¿Por qué no?

Y como mujer, ¿cómo valoras la presencia que tienen las mujeres en el sector industrial?

Lo primero que quiero subrayar es que la formación profesional está dirigida a todos los públicos. Hay pocas mujeres, sí. Yo, por ejemplo, era la única en mi clase. Pero el sexo no puede ser determinante a la hora de escoger nuestros estudios, sino que esa elección debe basarse en nuestros gustos y en nuestra manera de ser.

La visión de que el sector industrial no es para mujeres está cambiando, y es verdad que en el sector de mecanizado se ha avanzado más, que hay más mujeres en ese ámbito; creo en el ámbito de la electricidad somos menos en cantidad, pero no se por qué. Eso depende de los gustos de cada uno, por que las profesiones se adaptan a todas las personas.

Yo he vivido una experiencia fabulosa en Goierri Eskola, y hoy en día estoy donde estoy gracias al módulo.

IMG_5597
IMG_5592

©2022 GOIERRI ESKOLA. 

Contacto

Lehenbailehen erantzuten saiatuko gara - Procuraremos responder lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?