MAITANE GARMENDIA: exalumna de Bachillerato

La beasaindarra Maitane Garmendia tiene 32 años y trabaja en IK4-Ikerlan, centro  cuya misión es  la transferencia de conocimiento así como  el  dotar de valor competitivo a la empresa. Ingeniera en electrónica de potencia y doctora en sistemas de almacenamiento de energía, hoy en día investiga sistemas de almacenamiento y su gestión de energía. Tras estudiar en Alkartasuna Lizeoa de Beasain, pasó a ser alumna de Goierri Eskola. Optó por el bachiller tecnológico y continuó en el campus Goierri de Mondragon Unibertsitatea donde cursó su primer año de ingeniería para después trasladarse al campus de Arrasate para terminarla. La tesis doctoral la realizó en IK4-Ikerlan. Lo suyo es hambre de saber  que intenta saciar cada día.

“Tienes que saber defender lo que haces con responsabilidad”

 

Tras culminar la etapa de Alkartasuna Lizeoa, ¿qué fue lo que te animó a venir a Goierri Eskola?

A los 16 años tenía claro que quería estudiar bachiller tecnológico y en su momento le di mucho valor, como se lo sigo dando hoy, a la estrecha relación que mantiene Goierri Eskola con las empresas de la comarca. También fue un punto a favor el hecho de que, muy pocos años atrás, Mondragon Unibertsitatea comenzara a impartir la titulación de ingeniería en el campus Goierri. Como también estaba segura de que quería estudiar ingeniería, aunque no sabía exactamente qué rama, venir a Goierri Eskola era lo más lógico.

Y las previsiones se cumplieron. Empezaste a estudiar ingeniería en el campus Goierri…

Así es. Cursé el primer año de ingeniería en el campus Goierri y como opté por la rama de electrónica, en segundo tuve que ir al campus de Arrasate. Allí seguí con los estudios de ingeniería técnica y cursé la superior. El proyecto fin de carrera la realicé en Ikerlan.

Es cuando tuviste el primer contacto con el centro tecnológico IK4-Ikerlan, ¿no es así?

Sí, allí realicé el proyecto fin de carrera y allí inicie y sigo con mi trayectoria profesional.

En el proyecto fin de carrera trabajé en el diseño e implementación de un inversor, necesario para la integración de un sistema de almacenamiento de energía de apoyo a la red. Básicamente, estos sistemas se encargan de garantizar el suministro de electricidad de los elementos que abastece dicha red eléctrica ante cualquier incidencia de la misma.

Al acabar el proyecto seguimos con el camino emprendido profundizando sobre los sistemas de almacenamiento de energía.

¿Investigando qué alcance de aplicación podían tener los sistemas de almacenamiento de energía?

Así es, analizando baterías basadas en tecnologías de última generación. Para entonces los sistemas de almacenamiento de energía de última generación tenían ya un nivel de desarrollo bastante maduro para móviles o tabletas; el reto estaba en la integración de estos sistemas en aplicaciones de mayor demanda de potencia y energía. Así, adelantándonos a los posibles intereses que podían tener diferentes empresas, es decir, con la visión de que empresas como por ejemplo ORONA o CAF, entre otras, podrían demandarlas empezamos con su investigación.

Y visteis que todo aquello tenía miga suficiente para una tesis.

Efectivamente. Hice una tesis sobre estrategias de estimación del estado de carga de baterías de Ion-Litio, aunque indirectamente también trabajé en su integración. Terminada la tesis, actualmente trabajo en la integración de estos sistemas colaborando con diferentes empresas mediante proyectos de transferencia. Es una temática puntera.

Has hecho referencia a CAF y a ORONA. ¿Qué beneficios les puede aportar integrar sistemas de almacenamiento?

CAF ya hace uso de sistemas de almacenamiento de energía en algunos de sus tranvías. Un ejemplo es el instalado hace unos años en Sevilla con la  colaboración de Ikerlan. Cada vez que llegaba la Semana Santa el ayuntamiento tenía que desinstalar la catenaria debido a la celebración de las procesiones para una vez terminadas volver a instalarla. Gracias al sistema de almacenamiento basado en ultracapacidades que se instaló, ahora el tranvía es autónomo para poder realizar el recorrido sin necesidad de catenaria.

Las ultracapacidades, no obstante, tienen cabida en recorridos cortos, ya que son capaces de proveer altas potencias pero tienen una baja densidad de energía.

Ahora se quiere dar un salto con el empleo de baterías de Ion-Litio. El objetivo de integrarlas en trenes con mayor distancia de recorrido es proporcionarles autonomía suficiente para que puedan operar en zonas sin electrificación.

¿Y en el caso de un ascensor?

En el caso del ascensor son tres los principales objetivos de integrar un sistema de almacenamiento de energía.

El primero consiste en reducir la potencia contratada, al ser el sistema de almacenamiento el que proporciona los picos de potencia requeridos para la aceleración de la cabina en vez de la red eléctrica. Esto supone bajar la potencia contratada y por tanto, un ahorro económico desde el punto de vista del usuario.

El segundo consiste en aumentar la eficiencia del sistema, mediante el almacenamiento de la energía que regenera el ascensor en frenada para su posterior uso en tracción. Supone disminuir la energía consumida desde la red y por tanto, un ahorro económico a largo plazo desde el punto de vista del usuario.

El tercero consiste en darle autonomía para que el ascensor pueda funcionar durante cierto tiempo independientemente del estado de la red eléctrica.

Hablas con pasión de tu trabajo. Se ve que te llena.

Mucho. Toda mi trayectoria la he desarrollado en Ikerlan. No tengo experiencia en ninguna otra empresa pero sí es cierto que, como colaboramos con otras empresas, he podido conocer cómo funcionan.

En base a ese conocimiento, ¿qué perfil de trabajador demanda la empresa?

Desde mi punto de vista, las empresas quieren gente que actúe con autonomía, con iniciativa; gente que sepa trabajar en equipo, y por supuesto, gente motivada y responsable; gente que sepa defender su trabajo con responsabilidad y que tenga recursos para salir de situaciones incómodas.

Creo que, aunque no nos lo decían directamente, en Goierri Eskola nos prepararon para todo ello. Considero que es una formación bien orientada.

¿Puede ser debido a que se trabaja en base a proyectos?

La enseñanza basada en PBL (Project Based Learning) es un ejemplo, sí. En bachiller teníamos las asignaturas correspondientes pero también aplicábamos a un proyecto todo el conocimiento adquirido en clase. Me parece que en ese sentido Goierri Eskola fue pionera ya que el aprendizaje basado en proyectos se ha extendido después a otras escuelas y universidades.

¿Pasaba por tu cabeza dedicarte a la investigación?

Me gusta estar activa, conocer las nuevas tendencias, pensar en cómo podrían mejorar las empresas de nuestro entorno. En mi primer año de carrera veía muy lejos trabajar en Ikerlan. He llegado impulsada por la curiosidad y el esfuerzo.

¿Has tenido alguna crisis a lo largo de tu carrera profesional?

Creo que toda persona que haya hecho una tesis ha pasado por alguna que otra crisis. Te preguntas si estás contribuyendo lo suficiente… y todas esas dudas son sanas porque te hacen cuestionar tu trabajo y cuestionarte a ti mismo. Es como en la vida, hay altibajos pero hay que ser resolutivo; al fin y al cabo es una lección más. Técnicamente se aprende mucho pero casi se aprende más a auto gestionarse uno mismo. Todo ello te ayuda a madurar.

¿Qué recuerdos guardas de Goierri Eskola?

Estupendos. Teníamos un ambiente muy bueno en clase y una muy buena relación entre compañeros y con los profesores. Éramos aplicados, nos esforzábamos pero también estábamos muy motivados. Es una época que recuerdo con mucho cariño.

Tan buenos como difíciles, cuando no se sabe cómo afrontar el futuro. ¿Qué aconsejas a un chaval o chavala que está a punto de terminar el bachiller?

Cada persona tiene que buscar su camino indagando: ver qué es lo que le gusta, qué se le da bien y qué proyección puede tener aquello que le gusta o se le da bien.

En mi caso, por ejemplo, me acerqué a gente que había estudiado ingeniería para aprender de su experiencia, hicimos visitas a diferentes universidades,…  al fin y al cabo intenté recabar la máxima información posible con los recursos que disponía en aquel momento para poder decidir con cierto criterio.

Estaban y están los profesores para orientar al alumnado.

Por supuesto, los profesores nos dieron un gran apoyo. Eran muy cercanos y teníamos una relación estupenda entre nosotros. Tener soporte en ese momento vale mucho, nos ayudaron para que pudiésemos tomar la mejor decisión. Siempre teníamos las puertas abiertas, no teníamos miedo a preguntar.

Me acuerdo cómo un día me vino Jorge –Mancisidor- para compartir su experiencia con la electrónica, también recuerdo las salidas que realizamos con Iñaki Murua a diferentes universidades y empresas,…

¿Cómo y dónde te ves en un futuro?

Estoy muy feliz en Ikerlan. Puedo saciar mis ganas de aprender ya que trabajamos en temas punteros. Además, las líneas de investigación en las que trabajamos tienen una aplicación directa en las empresas del entorno. Y es que éstas se definen con el objetivo de contribuir a que las empresas sean más competitivas. Es muy motivador, me llena mucho. Además, al ser una cooperativa funciona con valores cooperativos. Estoy contenta.

IMG_3757
IMG_3728
Gure Enbaxadoreak: Maitane Garmendia

Gure Enbaxadoreak: Maitane Garmendia. Batxilergoko ikasle ohia

Publicada por Goierri Eskola en Miércoles, 2 de mayo de 2018

©2022 GOIERRI ESKOLA. 

Contacto

Lehenbailehen erantzuten saiatuko gara - Procuraremos responder lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?